Si os parece empezamos con una pregunta directa. Que es Sarete?

Sarete es un espacio de investigación, reflexión y acción educativa para la transformación cultural. Nos apetece reflexionar y discutir entorno a la idea de una infancia respetada, como mejorar el cuidado y respeto por la infancia. ¿Qué sucedería si para tomar decisiones relevantes en cuanto a la organización de nuestras sociedades participaran los niños y las niñas? Creemos firmemente en la idea de que si permitiéramos a los y las niñas participar en lo social, otro mundo habitaríamos. Puede sonar excesivo pero lo sentimos firme. Sabemos que es una respuesta muy general, pero es que Sarete ahora mismo está cogiendo forma y es muy difícil definir lo que es. Seguro que con los años cuando pille un poquito de solera se nos hace más fácil responder a esta pregunta. 

¿Cuando pensáis sobre la idea de infancia a que os referís, que es lo primero que os viene a la cabeza?

Puede ser el primer periodo de la vida de una persona, comprendido entre el nacimiento y el principio de la adolescencia, o el conjunto de las personas de esta edad. Existen muchas definiciones de infancia. A nosotras nos gusta la idea de niños y niñas conviviendo y creciendo desde la tranquilidad, sin presiones adultas que dificulten su desarrollo. Viendo la presión a la que sometemos a los niños, solemos decir que no sabemos nada de la infancia, quizás algo sobre el comportamiento y respuesta de niños bajo presión para que lo antes posible abandonen su infancia. Es como si quisiéramos comprender el comportamiento y naturaleza del toro observando la situación que vive cuando está a punto de ser ejecutado en una plaza. Muchos expertos dicen esto y lo otro sobre los niños, ¿de verdad es que son como los adultos interpretamos que son? Hoy se habla mucho de los niños, pero muy poco con ellos.

¿Todo esto donde empieza a coger forma?

Se ha ido haciendo grande a través de una experiencia que compartimos desde hace ya más de 15 años. El proyecto se llama kortiñe, sobre korti en el blog ya hay una entrevista.

En parte nace de la necesidad de cuestionar los debates llenos de prejuicios y malas ideas que se dan entorno a la infancia. Cada vez existen más proyectos que buscan esto y nosotros nos queríamos sumar contribuyendo tambien desde Sarete. Nos parece importante que se converse entorno a las experiencias cotidianas y normalizadas de absoluta negación y ninguneo que a día de hoy sufre la infancia. Parece que es un colectivo humano que no hay que tener en cuenta, como si la infancia fuera un periodo enfermizo que se cura cuando creces. Creemos que si les tomáramos en serio aprenderíamos como comunidad adulta y evitaríamos muchas de las desgracias que hoy en día suceden. Otro mundo es posible y en colaboración con la infancia podemos construirlo.

¿Me podríais contar un poco de Kortiñe?

Si tuviéramos que definir Korti diríamos que es un sueño hecho realidad, una de las ilusiones de nuestra vida. En realidad, el quehacer que ahora mismo nos ocupa más tiempo. Se trata de un ambiente donde queremos facilitar el mayor número posible de experiencias propias, autodirigidas. Es un ambiente preparado donde pretendemos que los peques pasen el mayor tiempo posible con otros niños, con jóvenes y personas adultas, tomando decisiones autónomas. A día de hoy, ya somos una comunidad de más de cien personas entre adultos y peques. En cualquier caso, como te hemos comentado, en la parte de entrevistas del blog lo desarrollamos con mayor profundidad para quien le interese.

Seguro pero me interesa saber de dónde venís para poder situar Sarete. ¿A qué os referís cuando decís que Sarete es una consecuencia natural de Korti?

A que tambien surge de la necesidad de contar las experiencias tan maravillosas que vivimos con los y las peques durante las mañanas en los ambientes. Desde el momento que decidimos confiar en el plan interno de desarrollo de los niños a la hora de relacionarnos con ellos, nuestra imagen hacia la infancia ha cambiado radicalmente, es impresionante.

¿En qué sentido ha cambiado?

Puff, muchísimo…

Nosotras tras encarnar en nuestras infancias una “certeza” de que como niño necesitas la guía y sabiduría incuestionable de los adultos, que son ellos quienes te van a enseñar el camino, dirigir tus pasos y acertar en lo que te conviene. Cuando te conviertes en un adulto, inevitablemente tienes construida esa idea. Con más o menos sensibilidad pero al fin y al cabo la misma idea. Entonces empiezas a convivir con niños pensando que les puedes y debes enseñar, aun cuando no tienen interés en eso que transmites. Crees de alguna manera que les falta identidad y que están a medio hacer. Sin llegar a comprender que ya son una comunidad en sí, con su manera exclusiva de pensar y sentir. Una comunidad constituida para mejorar la comunidad humana. Para que esto de lo que estamos hablando se de, la comunidad adulta tiene la responsabilidad de establecer relaciones de amor y respeto con los niños y las niñas. Ya que si no es así, estará colaborando y manteniendo una cultura patriarcal, por lo tanto una cultura donde relaciones de negación y abuso son lo normal.

¿que son los encuentros “maumeko topaketak”?

Son encuentros entre científicos, adultos responsables de ambientes preparados para niños y niñas, artistas, gente que sienta que tiene cosas interesantes para contar y le apetezca hacerlo con nosotras en Astra. La idea es crear un espacio de reflexión y aprendizaje. Posibilitar el acercamiento de estos mundos. Todavía no hemos hecho ninguno desde Sarete, la intención es que en Junio del 2018 se celebre el primero. Ahora estamos contactando con la gente, organizando la infraestructura, los temas, el alojamiento. Nos juntaremos un fin de semana e intercambiaremos ideas sobre la infancia y su repercusión en lo social. Pretendemos que sean encuentros multidisciplinares, donde el arte y diferentes formas de expresión tengan su sitio. La idea es hacer unas conferencias abiertas y gratuitas. Encuentros multidisciplinares desde una mirada abierta y respetuosa hacia los procesos de autoorganización de la infancia. Gente que aporta su conocimiento para mejorar este mundo. Sabemos que se pueden hacer las cosas de una manera diferente y beneficiosa para los que lo habitamos y sabemos que somos muchos y muchas los que estamos en este camino. Entonces, ¿por qué no juntarnos un fin de semana y conversar amistosamente de temas que nos interesan?

¿Cómo os gustaría que fuera el futuro de Sarete?

Nos encantaría que la comunidad adulta a la que pertenecemos comprenda que ha de tener muy en cuenta y tomar muy en serio a la comunidad infantil a la hora de preparar diferentes entornos para vivir con calidad. Desde los entornos más pequeños, como el hogar y sus familias, a los más grandes, como las ciudades. Creemos firmemente que un montón de consecuencias fatales para la humanidad se minimizarían. Nos gustaría que sarete continuara estudiando y reflexionando, pero no denunciando las situaciones injustas a las que como adultos sometemos a los niños. Que esa faceta de Sarete con el tiempo desaparezca.

¿Cómo fue vuestra infancia y en qué medida creéis que ha influido en vuestra vida adulta?

Yo (Saio) hubiera cambiado varias cosas, desde mi escolarización, hasta mis jornadas infinitas de actividades extraescolares, el poco tiempo para jugar de forma libre, espontánea y no organizada. Mi infancia estuvo marcada por muchos paisajes, paisajes frescos llenos de vida, diversión, paisajes áridos llenos de aburrimiento y sin sentido, paisajes espinosos faltos de comprensión. Todos ellos definidos por relaciones directivas de fuera a dentro. A pesar de todo, desde muy pequeña he mantenido la creencia de que todo esto se podía hacer de otra forma, donde el amor y el respeto ocuparan su verdadero lugar en las relaciones humanas.

Yo (Jago) Mi infancia ha sido un cumulo de experiencias muy variopintas… lo que aquí destacaría es que siempre he tenido un sentimiento de felicidad que se veía interrumpido por los miedos que mis padres tenían al futuro y como, mi proceso escolar que considero como un fracaso, mediatizaba mi relación con ellos haciendo que tuviese que activar mecanismos de defensa que no me permitían fluir mientras no paraba de crecer…lo que siempre al recordarlo me conecta con la de tiempo perdido destinado a “sobrevivir” en vez de a fortalecer la conexión con mis necesidades.

Yo (Ibon) te diría que dentro de lo que cabe buena. No me puedo quejar aunque sí que hubiera cambiado muchas cosas, sobre todo, mi proceso escolar. Yo soy aquello que hoy definen como “fracaso escolar”. Al margen de eso, mi ama me quiso y yo eso siempre lo he sabido. La fuerza que esto da es brutal.

¿Qué habéis aprendido en todos estos años de relación con niñas y niños?

Hemos aprendido a percibir lo generosos, incondicionales, honestos y en general, lo buena gente que son. Lo preparados que están para la colaboración y la vida social.

Hemos aprendido que al crear proyectos junto a los niños y no para los niños vives situaciones y momentos maravillosos. Son creadores de un equilibrio y bienestar grandísimos, mejoran de una manera espectacular los espacios que habitan. Hemos aprendido que si te tomas en serio a los niños, es muy posible que mejores como persona, es un entrenamiento fabuloso para las personas adultas.

¿Qué queréis decir? Y ya con esto terminamos, de verdad

Por nosotras ninguna prisa, estamos a gusto.

Es un buen entrenamiento y oportunidad para las personas adultas, teniendo en cuenta que la infancia humana es un periodo más largo en comparación con la infancia de cualquier otro animal. La naturaleza aquí está dándonos la oportunidad para que convivamos bajo las necesidades que la infancia dicta.

En caso de que la infancia sea un periodo largo de dependencia y necesidad de amor y respeto, todo adulto que conviva con niños debería hacer un esfuerzo sincero por escuchar y responder a estas necesidades. Esto a los adultos nos sienta muy bien. Esperamos con alegría que tarde o temprano se refleje en el tipo de relaciones que tenemos entre nuestra propia especie, con otras y con el entorno que habitamos. Confiamos en que podremos lograrlo.

Eso sería bueno

Sería muy bueno.

Gracias txikus por hacer de este rato, un rato divertido.

Gracias a ti por ayudarnos con la entrevista.